ENTREVISTA GREGORIO PERNIA Y SU HIJA LUNA

Entrevista cortesía de Mc Media Connection y LaBulla Production.


El aclamado actor Gregorio Pernia y su hija Luna, se coronaron como pareja ganadora de la competencia de baile, “Así se baila”.


Este domingo 5 de diciembre de 2021, Gregorio Pernia y su hija Luna, tras varias semanas de competencias, en el reality de baile presentado por la cadena televisiva Telemundo, “Así se baila”, ganaron el primer lugar, llevándose un premio de $200,000.


El equipo de Rostros Magazine, desde Houston, se siente muy complacido en presentarles una entrevista donde padre e hija, nos cuentan sus experiencias durante el reality, que fue lo que mostraron que enamoró al público y lo nuevo que les espera, luego de haber ganado esta competencia.



Gregorio: Todos sabemos que tu carrera artística se ha basado en la actuación. ¿Cuál fue la razón principal que te llevó a competir en un reality de baile?


Pues cuando iniciamos la propuesta, era con mi esposa, me pareció una buena idea ir juntos, pero ella estaba muy mal de la cadera y la rodilla, así que desistimos. Luego le hicimos la propuesta a Telemundo para que fuera mi hija, y la aceptaron. De esta forma también mostramos a la niña, para que la conozcan, no solo la parte artística, sino también la sensibilidad de ella como ser humano.


Gregorio: En algún momento mientras se tomaba la decisión, ¿Luna estaba en algún otro proyecto en Colombia o aquí en EE.UU. para iniciarse en el ámbito artístico, como actriz o en algo de lo que hace su papá?


Luna ha estado siempre estudiando música (guitarra, órgano, batería…), ha estado en ese campo. Ella estaba en su colegio, y mientras estaba con el reality le tocó doblemente duro, porque le tocaba cumplir con las dos cosas. Esa fue la iniciativa primero. Si cumplía con las dos, podíamos aceptar el reality. Ahora estamos con ganas de regresar a casa, estar con los perros, en la almohada de uno, la cama de uno. Nosotros vivimos en el campo, en una montaña, y nos hace falta toda esa atmósfera. Ya me imagino vendrán cosas futuras para los dos.


Gregorio: ¿cuál fue el reto más grande para ti como padre durante la competencia? Al saber que estabas ahí con tu hija y tenías que cumplir los dos roles.

Una fue como a la cuarta semana, que le dije a Lunita que me quería retirar, que estaba cansado, que ya tenía cincuenta y pico de años. Me dolían los hombros, las rodillas, eran 6 horas de entrenamiento. Y me dijo que bailar era como un juguete para ella y que no se lo quitara. Y quitarle el juguete a mi niña consentida va a ser difícil, entonces tuve que esforzarme más, tener más disciplina, empezar a coordinar, hacer las líneas, inventarme cargadas. Yo creo que la pareja que hizo más cargadas fuimos nosotros y la pareja que más evolucionó fuimos nosotros; que no éramos los que más bailábamos, aunque creo que Luna siempre estuvo al nivel de los demás competidores, yo era el que fallaba en ciertas cosas y pues, había gente que bailaba mucho mejor que nosotros.

En esta ocasión fue el público quien eligió que fuera otro participante en el reality, y eso me pareció también bonito porque les gustó lo que nosotros éramos como seres humanos, sin máscaras, nos mostramos, mostramos la familia y la gente, tengo entendido que en Telemundo nos dicen “La historia del papá y la hija”. Lo que nosotros mostramos fue lo que enamoró al público, nosotros lo que hicimos fue mostrar nuestra familia, como somos.


Luna: ¿Cuál crees que fue el momento más importante en la competencia que afianzó esa relación de padre e hija?


Yo creo que el momento más significativo para mí fue cuando ganamos la pareja de oro. A partir de ahí las cosas nos animaron mucho, como que no lo esperábamos. También en la primera gala, que nos fue muy bien y los comentarios fueron demasiado hermosos.


Luna: Quisiera saber de tu parte, ¿Qué es lo nuevo que viene para ti? ¿Vas a seguir en el mundo artístico?


Ahorita voy a volver a Colombia para regresar al colegio, pues he faltado. La verdad, no me cierro a las cosas. Me llama mucho la atención la actuación, si hay alguna propuesta, obviamente accederé, dependiendo de lo que se trate. Me gusta mucho eso del tema artístico.


Luna: Sabemos que a tu corta edad, lograr lo que has logrado no es fácil. Quisiéramos que usaras este medio para enviar un mensaje a los jóvenes para que no se rindan en el intento. ¿Qué les dirías en estos momentos?


Mi papá me ha hecho caer en cuenta que los jóvenes de ahora creen que la vida les debe todo, y como que todos ven las cosas muy complicadas y a veces la gente se ahoga como en un vaso de agua y pienso que uno debe dejar lo negativo a un lado. En este reality aprendí que si uno se cae tiene que volver a levantarse ante cualquier situación que esté pasando o cualquier obstáculo que haya en el camino. Hay que ir formando una disciplina para que en el futuro las cosas le salgan bien a uno y hacer los deberes que son necesarios. La disciplina, es ese el mensaje, es lo más importante.



Gregorio: ¿Cuál crees que ha sido la clave del éxito a través de toda tu carrera? ¿Cuál fue la clave para llegar a la final del reality “Así se baila” y ser los ganadores de esta competencia?


Ahí te puedo decir 3 cosas. Una, por ejemplo, me la enseñó mi padre a los 17 años y me hizo escribir varias veces: “El proceso es más importante que el resultado”. No puede ir uno a ganarse un premio sin haber pasado por el proceso. No puede uno ganar un premio como actor si no ha estudiado actuación o ha hecho una película. Otra cosa importante, es que la vida, como la ve uno, puede ser un camino lleno de sueños que hay que ir cumpliendo poco a poco. Así lo veo, esto era un sueño para mí, lo de “Así se baila”, luego fue un sueño ganar, y se logró, se logró con el proceso, paso a paso. Y la otra es que la gente quiere ganar, permanentemente. Hay una competitividad permanente en los trabajos, entre todos los oficios y profesiones la gente compite. Y yo le dije a Luna cuando entré al reality que yo no venía a ganar, ni en la vida. Que yo venía era a crecer como ser humano, mi logro más bonito es poderme graduar como ser humano. Que no me rasque la soberbia, que no me toque el ego, que no me mire la envidia, que no me ataque la mentira. Aunque a veces esas cosas lo tienen a uno ahí, como poderse desprender uno de lo material, porque uno no se lleva absolutamente nada. Yo le digo a Luna que uno no viene a ganar, uno viene a crecer como ser humano. Y para crecer, tiene que ser uno, mirar quién es uno de verdad, cuáles son sus falencias, los valores que uno tiene. Y meter eso en la bolsita y empezar a estar. Ser y estar.


Felicidades a Gregorio Pernia y a su hija, Luna, por haber ganado en la competencia de “Así se baila”, y haber compartido con todos nosotros sus experiencias y enseñarnos que poco a poco, paso a paso, se logran los sueños.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo