Norkys Batista · Portada

Norkys Batista es una reconocida modelo, actriz, empresaria y ahora presentadora venezolana, recordada por actuaciones emblemáticas en producciones que le han dado la vuelta al continente y que han marcado varias generaciones.

La mujer que personificó a “La Chiqui Lorenz” en “Mi Gorda Bella”, entre otros múltiples papeles que le han dado reconocimiento a nivel internacional, no la ha tenido nada fácil para llegar al lugar donde está. Hoy vive en Miami con su hijo adolescente y su esposo, y conduce un espacio en EVTV Miami, en un país al que le costó llegar y recibir el estatus de residente permanente, pues en algún momento su visa fue cancelada, por lo que regresó a los Estados Unidos por su “revancha”.

Hoy esta emprendedora habla en Hola Tu Revista de sus gustos, retos, placeres y experiencias vividas para estar donde está, y lo hace desde una perspectiva personal, como cualquier latino que llega a sobrevivir a los Estados Unidos.



Norkys, bienvenida, empecemos hablando de tus recuerdos en Caracas, cuéntanos ¿cómo fue? y en tu niñez ¿te imaginabas llegar a los Estados Unidos como una reconocida actriz y presentadora?


De Caracas tengo mis mejores recuerdos, allí me crié, crecí, eduqué, me formé como actriz, como artista y como modelo. Mi niñez fue una niñez bastante sana, muy saludable, con unos padres que me amaron, con unos hermanos muy unidos entre comillas, obviamente con nuestras diferencias como hermanos como las hay en todas las familias, pero siempre muy unidos; en cada reunión había que juntarnos, cada encuentro era maravilloso porque era para armar el “bochinche” y nunca me imaginé en mi infancia irme de Venezuela, ni siquiera en mi adultez y menos llegar a los Estados Unidos, nunca fue un pensamiento, nunca fue algo que planeé, nunca pasó por mi cabeza. Esta venida a Estados Unidos salió de la nada, nunca me lo imaginé, no me lo esperaba; fue de repente.

Yo creo que para empezar todo comenzó como un reto personal, el volver a pisar Estados Unidos después que me cancelaran la visa y se especulara que a mí me habían deportado de este país, entonces era como sellar esa credibilidad y dejarla bien marcada, la que me caracteriza, yo siempre he sido muy honesta, muy transparente, ¡yo nunca le he dicho mentiras a mi gente, yo he sido muy real!.


Bueno, como sabrás, en los Estados Unidos hay muchos latinos que te han visto en distintas producciones que se emiten en los países de habla hispana, ¿qué les puedes decir a ellos sobre la experiencia de llegar a un país tan ansiado pero difícil?


En algún momento se dijo que me habían deportado de Estados Unidos y yo quise volver, primero para “callar bocas” y segundo para darle un mejor futuro a mi hijo porque ya me lo estaba pidiendo, estaba ya siendo un adolescente y pues sus actividades comenzaban a ser otras. Necesitaba otro ambiente, conocer gente, tener un mejor futuro, poder salir, estaba siempre preso y lo cierto del cuento es que lo vimos como una opción factible de poder venir a los Estados Unidos y ya voy a cumplir dos años en este país, que me ha recibido con los brazos abiertos y pues he conocido gente maravillosa que me ha brindado un gran apoyo y pues ahora emprendiendo en una carrera nueva para mí, que siempre lo ví desde el principio como un personaje al que estaba dándole vida y al que estaba aprendiendo a desarrollar que es la conducción de un programa de televisión, como presentadora, es algo nuevo que estoy aprendiendo a llevar y que sin duda alguna es algo a lo que siempre le tuve miedo y con este reto como presentadora de “Chic al día por EVTV” lo estoy aprendiendo a manejar.


¿Te enorgullece representar a toda esa comunidad latina acá en los Estados Unidos?


Me enorgullece representar a Venezuela donde quiera que voy, siempre lo digo con orgullo soy venezolana como la arepa criolla.


¿Qué les dirías a esas personas que han llegado de Latinoamérica que no la han pasado tan bien, y siguen luchando por estar cada vez mejor?


A todas esas personas que han llegado de Latinoamérica y no la han pasado tan bien, y han seguido luchando, y siguen lidiando para ser cada vez mejores personas, para ser mejores emprendedores o más productivos, yo simplemente les digo que confíen en Dios. Papá Dios siempre tiene el plan perfecto; solamente tenemos que aprender a confiar y a leer sus señales y a verlas también.

A veces no vemos esas oportunidades que papá Dios nos pone en el camino y pues simplemente nos detenemos a quejarnos en vez de agradecerle cada oportunidad que nos da. Yo siempre digo que mientras unos lloran otros venden pañuelos, entonces soy de las que creen que en tiempos de crisis sin duda hay grandes oportunidades que hay que saberlas aprovechar.



¿Sientes que al llegar acá (Estados Unidos), cumpliste un sueño?


La verdad nunca soñé irme de Venezuela, mi sueño siempre fue hacer mi vida entera en Venezuela, hacer mi carrera en Venezuela, llegar a viejita en Venezuela, crecer con mi familia en Venezuela. Siempre estuvo en mis sueños irme a otros países a enriquecerme a nivel profesional a conocer otros ideales, otras culturas, otros principios, sin embargo, me propuse llegar a Estados Unidos para callar bocas como un reto personal y lo logré por mi carrera y llegué a Estados unidos por la puerta grande, como residente permanente, gracias mi currículum y mi carrera de casi 25 años.


¿Cómo lo lograste?


No hay nada peor que hacer las cosas de mala gana o de mala manera, yo creo que todo lo que hagamos en la vida hay que aprovecharlo porque no todo el mundo tiene la dicha de estar en un país como Estados Unidos, o irse de su país y que les vaya bien.


¿Imaginamos que te gusta apoyar a los venezolanos y a otros latinos que han venido a emprender acá, frecuentemente visitas sus restaurantes y negocios?


Siempre me ha encantado apoyar a mi gente donde quiera que voy, siempre los venezolanos para mí son mi prioridad, me encanta la comida venezolana, por lo tanto, dónde quiera que voy no puedo dejar de visitar un restaurante venezolano y me enorgullece, me siento inflada, hinchada de orgullo y placer estar allí y probar sus comidas. ¡Sé que los venezolanos somos trabajadores incansables!


Bueno Norkys, ¿por cuál papel te recuerdan?


Siempre me recuerdan como “La Chiqui Lorenz” de “Mi Gorda Bella” otros me recuerdan como “Sara” de “Flor Salvaje” que por cierto la novela está ahora mismo al aire en Telemundo, ha quienes me recuerdan como “Juana La Virgen” y “La Estrambótica Anastasia”, creo que estas fueron las novelas más emblemáticas.


¿Cuáles son tus nuevos proyectos?


Mis nuevos proyectos. Entre ellos hay un sueño que está a punto de hacerse realidad, que es mi marca personal ya registrada, patentada. Vengo también con mi página web, mis productos personales, ya estoy loca por hacer el anuncio de la página web y que ustedes puedan conocer mis productos a nivel nacional e internacional...


¿Existe otro?


Este es un proyecto que tengo y estoy segura que voy a desarrollar, no sé si por medio de un libro en dónde cuente mi historia o por un reality o por mi canal de YouTube, pero si es un proyecto que necesito compartir con mi gente.


Finalmente, desde tu perspectiva personal, ¿cuál crees que es la clave del éxito?


La clave del éxito es la constancia, la disciplina, el empeño, el empuje, el estar siempre activo, el reinventarse, estar siempre positivo ante todo lo que se nos ponga en frente y en el camino. Hay momentos donde me pregunto, ¿cómo llegué hasta aquí? y no consigo respuestas, pero cuando profundizo en el tema me doy cuenta que he trabajado duro, que han sido noches sin dormir, días sin descanso... Que han pasado muchísimo años en construcción y desarrollo de mi carrera. Entonces creo que la clave del éxito es una combinación de todo, de trabajo, de ser buenas personas, de ser familiares y de creer en Dios, pero sin duda alguna todos los sueños se alcanzan trabajando duro porque el éxito no llega solo, hay que trabajar para llegar al éxito.


Rapiditas


Un recuerdo de infancia: La libertad con que podía jugar.


Una experiencia para olvidar: Cuando te piden tiempo y espacio.

Una experiencia inolvidable: El día de mi boda.

Un momento de tu vida: Cuando nació Sebastián.

Algo que quisieras cambiar: Muchas cosas, pero por ahora nada.

Un momento que quisieras volver a vivir: Los buenos tiempos de telenovelas.


Un lugar que recomiendes visitar: Los Roques, Venezuela.


Qué hiciste con tu primer salario: Ahorré dinero para comprarme un carrito y luego para comprarle una casita a mis papás.


Tres palabras que te definan: Honestidad, lealtad y sinceridad.


Créditos:

Fotografía: @rafaelarevalophotography

Makeup: @janemar_perezmakeup

Estilista: @hairbylaurita

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo