Julio Vaqueiro · Portada Edición 22da

Por: Carolina Morales Álvarez


Julio Vaqueiro, quien es un reconocido reportero mexicano, que desde septiembre del 2021 es el presentador de “Noticias Telemundo”, que se transmite de lunes a viernes a las 6:30PM hora del Este (5:30PM hora Central), nos ha permitido traerlo a ustedes, a través de una entrevista exclusiva para esta edición de Rostros Magazine.

Con su estilo único que ha demostrado durante años desde sus otros roles, Julio se caracteriza por ser un presentador apasionado al llevar la información a toda su audiencia de forma clara y objetiva, por medio de reportajes que aportan valor a los asuntos más relevantes para los latinos, para que tengan la oportunidad de contar con la información completa al momento de tomar decisiones.

El inició como parte de la red nacional de Telemundo como copresentador de “Noticias de Fin de Semana”. También fue copresentador de Telemundo 52, en una afiliada en Los Ángeles, además, se desempeñó como corresponsal en la Ciudad de México y participó como colaborador para MSNBC.

A continuación nos narra parte de su vida laboral y personal, como ha logrado sus metas y como ha sido su compromiso por elevar las voces de los latinos a través de los medios de comunicación, y ahora, a través del “Noticias Telemundo”.


En la etapa de la juventud de todas las personas, se tienen que tomar muchas decisiones que apuntan al futuro tanto personal como profesional, en tu caso, ¿Existió alguien que notara en ti ese talento natural para conectarte con la comunidad y comunicarte efectivamente?

Si, sí, hay muchas. Tuve mucha suerte de tener buenos maestros en la escuela. Mis profesoras de español y de inglés me motivaron a escribir, me motivaban a hablar en público, y se dieron cuenta que era algo que no solamente me gustaba pero que hacía bien. Luego, a lo largo del camino, uno se encuentra con maestros que no necesariamente son maestros de profesión, pero maestros de la vida. He tenido mucha suerte de encontrarme con gente que me ha impulsado.


De ser así, ¿Cómo te ayudó esa persona para lograr que hoy día seas orgullo latino en los medios de comunicación?

Mi maestra de español, Lourdes Pruneda, me motivó a leer y era muy crítica. Leía en público lo que escribíamos, y discutíamos entre todos el texto... su clase era muy dinámica, todos participábamos mucho y yo me sentía muy bien ahí. Y luego ya en el trabajo, he tenido algunos jefes que también me han inspirado. Maite Noriega, por ejemplo, una periodista mexicana, me enseñó mucho sobre televisión, sobre todo al principio que yo apenas todavía estaba en la universidad y ya trabajaba. Ella me ayudó a poner todos esos conocimientos de la universidad en práctica.


Actualmente eres uno de los presentadores más reconocidos en la comunidad latina, puedes compartirnos, ¿Cómo fueron tus inicios en el medio televisivo?


Siempre supe que quería ser periodista. Desde que era yo muy chico sabía que me gustaba escribir y hablar con la gente. A los 16 años empecé escribiendo para el periódico local de San Juan del Río, la ciudad donde vivía en México. A los 18 años, mientras estudiaba en la Universidad, entré a trabajar más formalmente en Grupo Editorial Expansión. Después entré a trabajar en un canal de televisión por cable llamado Efekto TV. El canal salió al aire cuando entré a trabajar, tenía muy pocos empleados y pocos recursos: todos hacíamos de todo. Ahí aprendí mucho. Y de ahí salió mi oportunidad para comenzar en Telemundo como corresponsal en la Ciudad de México. Aunque yo seguía en la universidad, el equipo de la ciudad de México me apoyó muchísimo – el camarógrafo, los productores – todos me enseñaron mucho. Después de México, me invitaron a irme como presentador de la mañana en KVEA - la estación local de Telemundo en Los Ángeles.



Tienes una gran cantidad de seguidores que admiran tu trabajo y dedicación en informar lo que ocurre en la comunidad latina, ¿Cómo crees que representas a cada uno de ellos?


Ser el presentador principal de Noticias Telemundo es un orgullo, un honor y un reto. Soy muy afortunado de estar en esta posición, de contar las historias de nuestra comunidad, conocer a la gente que nos ve y trabajar junto a un equipo estupendo de grandes periodistas. Sé que es un reto porque hay mucho por hacer. Pero lo asumo con mucha responsabilidad. Lo veo como un trabajo en el que tenemos la fortuna de darle voz a muchas personas y hay que estar a la altura de ese compromiso. Espero hacerlo bien, porque lo hago con muchas ganas, eso sí. Tener la oportunidad de servir a un público de habla hispana en Estados Unidos es un privilegio.


Sabemos que el trabajo de un reportero no es sencillo, ya que en muchas oportunidades se encuentran con situaciones difíciles, nos encantaría saber, ¿Cómo es tu día cuando se inicia tu trabajo frente a las pantallas del noticiero de Telemundo?


Todos los días son muy diferentes. Los días en el que hacemos el noticiero desde el estudio, que son la mayoría, comienzan desde muy temprano. Me despierto a las 5am para leer los periódicos, después se despiertan mis hijos y ahí se llevan toda mi atención. Desayuno con mi esposa y con ellos y los llevo a la escuela. Luego, todas las mañanas tenemos una llamada con el equipo para revisar las noticias del día que hay que cubrir y a partir de ahí sabemos lo que podemos esperar del día. Cuando llego a la oficina, comenzamos a escribir el noticiero. Tenemos un equipo muy trabajador. Entre todos hacemos posible el noticiero a las 6:30p, para informar a la gente que nos hacen el favor de vernos.


Basado en tus vivencias, ¿Qué le dirías a todas esas personas que quieren hacer carrera en el mundo de la comunicación como reportero?


Yo creo que lo más importante de ser reportero es tener curiosidad, tener ambición para conocer el mundo, querer entenderlo y estar en el lugar donde pasan las cosas. Además, leer es fundamental y estar dispuesto a aprender. Como decía antes, siempre en el camino hay gente que nos enseña; personas que estuvieron ahí antes que nosotros, y uno tiene que estar abierto a recibir esas lecciones o a veces también las críticas constructivas.


“Serían esas cuatro cosas: ser curioso, querer estar donde pasan las cosas, leer mucho y estar abiertos a las lecciones de la gente que ya estuvo ahí antes de nosotros.”


Tienes una hermosa familia formada por tu esposa y tres hijos, ¿Cómo compaginas tu vida familiar con la laboral?


Pues, no es fácil. De hecho, bastante complicado. Mi prioridad son sin duda mis tres hijos y mi esposa. Este trabajo es muy demandante y exige mucho, entonces el reto es esa balanza que hay que mantener equilibrada. Tengo una esposa que me apoya muchísimo y es la columna vertebral de la familia. Sin ella no sería posible esto. Tengo tres hijos que están en una etapa muy divertida, me gusta platicar con ellos y escuchar sus ocurrencias (tienen 6, 4 y 2 años). Trato siempre de estar el mayor tiempo posible con ellos, desayunar con ellos, llevarlos a la escuela y pasar los fines de semanas juntos.




¿Cuál ha sido tu mayor reto durante tu carrera?


Creo que el hecho de emigrar y salir de tu país es un reto y toda la gente que nos lee seguramente coincide porque eso le cuesta trabajo a cualquiera. Yo sé que soy muy afortunado en un avión con una visa de trabajo y con una oportunidad. Es mucho más difícil para otros muchísimos migrantes. El hecho de dejar a tu familia y dejar a tu país y adaptarte a otro, es siempre complicado. Yo diría que eso fue parte de lo más difícil que he hecho en mi trabajo. Pero, justo esa decisión de emigrar, me regaló este gran privilegio de ser periodista para una gran comunidad trabajadora, comprometida, y esforzada.


¿Qué es lo que más te llena de satisfacción una vez que terminas un segmento informativo?


Cuando terminamos el noticiero siempre le doy las gracias a todo el equipo. La televisión – como casi todo en la vida, pero especialmente la televisión – es un trabajo en equipo. Me da mucho gusto que el equipo termine satisfecho de que le servimos a nuestra audiencia. Luego uno se da cuenta de que el trabajo está bien hecho cuando en la calle te encuentras a personas que te saludan, que te dicen que les gusta lo que hacemos y que les somos útiles. Porque al final esto es un servicio. Queremos servirle a la gente que nos ve. Saber que servimos. Esa es la mayor satisfacción.


¿De dónde surgió la frase “Un día a la vez” y qué significa para ti?


Un día a la vez comenzó con el lanzamiento del noticiero en la noche a las 11:35pm justo cuando empezó la pandemia en marzo de 2020. Había mucha incertidumbre, sabíamos muy poco del virus y todos teníamos miedo. Estábamos aquí trabajando, tratando de que en casa la gente tuviera la información más actualizada y confiable. De todas formas, desconocíamos mucho y al final de cada noticiero, desde que comenzó, pensé que lo que nos tocaba era pasar un día a la vez. Teníamos que enfocarnos en sobrevivir hoy… y mañana sigue lo que sigue. Además, engloba muchas cosas: vamos juntos, con serenidad, paso a paso. En realidad, es una filosofía que redondea muy bien lo que es un noticiero. Estamos contando el resumen de este día, hasta aquí vamos y mañana volvemos a empezar con el mismo ánimo de salir adelante.


Sabemos que has obtenido un gran logro al ser el presentador de lunes a viernes del Noticiero Telemundo, ¿Cuál sería tu próxima meta?

Mi meta es hacer bien el trabajo en el que estoy. Eso es realmente lo que quiero: continuar con ese legado que tiene Noticias Telemundo, el legado que han dejado los grandes periodistas que han pasado por aquí. Esto es un trabajo de muchos años y lo que quiero es estar a la altura de ese cargo y tratar de servirle lo mejor posible a la gente que nos hace el favor de vernos en sus casas.


Ha sido un verdadero placer y una experiencia increíble compartir contigo esta entrevista, ya que eres un talento excepcional que representa el éxito en muchas facetas, ¿Qué consejos te gustaría transmitirle a tu audiencia para que sean exitosos en su carrera o en lo que se propongan lograr?


Creo que cada uno tiene su camino y a cada uno le funcionan diferentes cosas para alcanzar sus metas. El éxito, para mí, significa mantener el equilibrio y sentirse en paz. Para lograrlo se necesita mucho esfuerzo, trabajo, hay que tener humildad y hay que ser sencillos en la vida. Pero, como digo, eso me ha funcionado a mí. Creo que hay muchos caminos para sentirse bien y estar satisfechos.


Para cerrar y cumplir con muchas de las inquietudes que tiene nuestra audiencia, te presentamos a continuación unas preguntas rapiditas:


¿A quién admiras? A mis papás.

¿Cuál es tu lugar favorito para ir de vacaciones? México.

¿Qué experiencia cambiarías de tu juventud? No cambiaría nada – hasta las cosas difíciles al final son las que me llevaron a donde estoy.

¿Cuál es tu tipo de comida favorita?

Tacos al pastor.

¿Cuál otra carrera te hubiese gustado estudiar? Relaciones internacionales o economía.

¿Qué prefieres el mar, el campo o la ciudad? La ciudad.



Fotografías por: Ivan Apfel | info@apfelphotography.com

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo