top of page

María Orantes · Cónsul de México

Una niña que desde su hogar de infancia fue la única fémina de 5 hermanos. Le apodan desde entonces: “La reina”. Su origen del Estado de Chiapas, al sur de México en frontera con Guatemala, le fué enseñando inconscientemente lo que conlleva la integración y la mezcla de culturas. Se licenció en ciencias de la comunicación, en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, luego concluyó una maestría en administración pública, además, realizó un diplomado en Políticas Públicas, para continuar e integrar su diplomado sobre “La Legislación con Perspectiva de Género”. Sus estudios nos demuestran que siempre estuvieron presentes sus ideales e intereses de servir a la comunidad y de enaltecer y proteger a la mujer. 


Según Orantes, a pesar de desempeñar muchos papeles como mujer, el que más le dio sentido a su vida, fue el de ser mamá. La naturaleza incluso le regaló dos niñas, para vivir desde la perspectiva de madre, lo que significa ser niña, adolescente y luego mujer en sociedad.


El origen de una niña defensora y motivadora de las mujeres mexicanas.


Maria Elena nos cuenta que el tipo de crianza que existía en su comunidad estaba lleno de arraigo machista, acompañado de un linaje materno muy protagonista y respetado. Sus abuelas criaron una generación que aunque resultaba machista, educaron a Maria Elena y a sus hermanos con el objetivo de“ganarse las cosas”. Permitiendo que la actual diplomática, tuviera un óptimo desarrollo profesional desde sus comienzos. 

En primera instancia, en los medios de comunicación, para informar responsablemente a la comunidad mexicana. Posteriormente, pasó a la administración pública y se consagró como diputada local a los 28 años durante 3 años. Después, ganó en 3 ocasiones, para diputada federal, seguido de 2 elecciones como senadora de la república.


Política pro mujer y cercana a los mexicanos


La vida política de Maria Elena Orantes ha tenido éxito en el voto popular, según ella, por su reconocimiento y apoyo en primera instancia al campo chiapaneco y luego de todos los campos del país. Su entendimiento sobre la agricultura practicada en su juventud e infancia, la acercó a la gente. Para ella, sus victorias populares fueron logradas debido al ejercicio de leyes que determinan la participación de la mujer, la erradicación de la violencia, la trata, la agroindustrialización del campo mexicano y sobre todo el trabajar por la familia. Según ella: “el núcleo más importante de la sociedad lo lleva el pilar de la familia. Generar buenos patrones de conducta en la familia, producirá generaciones con una inyección de valores positivos”.


“No fue fácil lidiar entre un mundo de hombres, donde yo sabía cómo hablaban de las mujeres, donde mi figura la invisibilizaban. Además, yo fui la única diputada mujer en esa elección”, nos confiesa la cónsul.


La mujer en la sociedad hispana


Según la ex diputada, el feminismo pro mujer, deben ser personas que admiren a las mujeres. Todos debemos ser feministas. Los hombres nacieron de una madre y las mujeres admiran a su madre, a su hermana, alguna escritora o artista. 

“Caminé en un hilo muy delgado, donde los límites no existían, tuve que emprender un empoderamiento propio para definir cuáles eran mis cualidades. Siempre confié mucho en mi preparación, en poder ver qué hacía falta en la sociedad. Soy una mujer bastante soñadora que cree que las cosas que uno ve, sí las puede lograr y que el “no” ya lo tienes y vas en busca del “sí”, eso te da mucho mejor resultado. Así conquisté espacios que habían pertenecido solo a los hombres, para que ahora se compartan con mujeres a quienes admiro en su totalidad”.


Una de las mayores pasiones de Maria Elena, es escribir. Ha materializado 8 libros:“El Reto de Ser Mujer,“La Historia del 8 de Marzo, “La Conquista Del Sufragio”, “Belisario Domínguez Palencia 1863-1913 Centenario de la Revolución Mexicana de 1910”, “La Política con Rostro de Mujer”. Como anuncian los títulos, todos resaltan la importancia de la mujer y su evolución a lo largo de la historia. Todos llenos de investigación, junto con parte de su historia personal. Les invitamos a leerlos para aprender de la evolución de la mujer en la sociedad y la óptica del feminismo de la autora.


Nuestra entrevistada de esta edición, es el equilibrio perfecto de una niña rodeada de hombres, machismo y desigualdad, pero también reforzada por la fortaleza de las mujeres de su familia, dando como resultado una profesional que reconoce todas las dificultades que pasan las mujeres y que ha dedicado gran parte de su vida a dejar huellas reflexivas con 5 libros enalteciendo a la mujer, además de materializar decenas de leyes y políticas para la defensa e igualdad de las damas. La Cónsul asegura que “las mujeres no quieren más que los hombres, simple y sencillamente quieren lo que les corresponde, que la balanza dice que es el 50 y el 50”.



Orantes quiere recordarles a todas las mujeres que pueden lograr lo que decidan, solo deben atreverse y concientizar lo que valen, porque cree que las mujeres olvidan lo que son capaces. “Queremos dar tanto por todos, que los 5 minutos de tiempo que nos quedan para nosotras mismas, solemos sacrificarlo igualmente por los otros”.

No es fácil ser una mujer poderosa, buena madre, esposa ejemplar, laboriosa ama de casa, hija perfecta y demás roles que la sociedad ha normalizado como lo mínimo que debe ejercer una mujer. Hablar de una mujer, es hablar de la vida, ya que son las que pueden albergar seres dentro de ella. Ser mujer para Maria Elena significa talento, pasión e inteligencia combinada. 


Cierro diciéndole a las mujeres, que tenemos más cosas buenas que malas, pero por cuestiones sociales nos vamos encasillando y olvidando nuestra esencia e importancia en la sociedad, desempeñamos una gran cantidad de papeles, de una forma muy eficiente y aún así nos parece poco. Sigamos trabajando para que la mujer mexicana e hispana reconozca su poder, y así nos acercaremos a ser países mucho más grandes.



14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page